Es una exploración que permite conocer el funcionamiento de su vejiga.

Este examen tiene por utilidad estudiar el funcionamiento del tracto urinario inferior. La Urodinamia está destinada a realizarse en pacientes que sufran enfermedades que puedan traducirse en un llenado vesical defectuoso o también a pacientes que generan enfermedades con vaciamiento defectuoso de la vejiga, así como patologías que produzcan obstrucción del tracto urinario. En este contexto, los pacientes que presentan estas alteraciones son muchos. En varones, son personas que presentan obstrucción por enfermedades prostáticas y/o uretrales; y en mujeres, incontinencia urinaria. Igualmente, pacientes con lesiones neurológicas que tengan problemas de vaciamiento de la vejiga y mujeres que presenten molestias al orinar. Es decir, existe un gran abanico de personas, hombres y mujeres, jóvenes y mayores, que si muestran alguna alteración en el llenado o vaciamiento de la vejiga, son candidatos a realizarse la Urodinamia

La primera parte de la prueba consiste en orinar en un recipiente llamado flujómetro, que mide la velocidad de la orina.

A continuación le pondremos una pequeña cantidad de lubricante a través de su uretra (conducto de la orina) y se le introducirá una sonda vesical muy fina/de pequeño calibre hasta llegar a su vejiga, ocasionalmente puede ser necesario colocar otra sonda por el recto. Se llenará lentamente su vejiga con suero fisiológico estéril.

Para finalizar el estudio se le pedirá que orine con las sondas puestas. Al final de la prueba se le retirarán todas las sondas.

La prueba dura entre 30-60 minutos y no es dolorosa.